MEDIO MARINO

Las características del medio marino alrededor de la isla de Malpelo están fuertemente influenciadas por los patrones de corrientes que recorren la zona. Gracias a las corrientes, varias especies provenientes del Indo-Pacífico y de otros lugares del Pacífico Oriental Tropical, encuentran en Malpelo un lugar apto para establecerse y a su vez lo toman como un trampolín de dispersión. Malpelo es un sitio importante de reproducción, dispersión y reclutamiento de especies marinas. El ambiente submarino lo hemos dividido en varios ecosistemas para mejor comprensión:

Formaciones coralinas

Ph: Sandra Bessudo

Pequeños parches de formaciones coralinas se observan en algunas zonas que presentan terrazas submarinas, ubicadas debajo de la acción de las olas y donde la pendiente de las paredes es menos fuerte. Alrededor del 50% de las especies de peces e invertebrados tienen algún tipo de relación con los corales debido a que estas estructuras les proveen protección, refugio y/o alimento.
La más conocida de estas terrazas, ubicada al noreste de la isla, es conocida como “El Arrecife”. Aquí, el desarrollo de las comunidades coralinas de Malpelo ha sido más abundante, extensa y compacta. Otros sitios conocidos por los buzos son: “La Bahía de la Nevera”, “La Pared del Náufrago” y “El Bajo de Júnior”.

Paredes rocosas verticales

Ph: Fred Buyle

Las paredes rocosas de Malpelo y sus peñascos tienen por lo general una caída abrupta hasta una profundidad de 60 metros. En los primeros metros, las paredes están dominadas predominantemente por unos crustáceos llamados balanos, de los cuales un gran porcentaje están sin vida, seguramente debido a la predación de caracoles o estrellas de mar. Sin embargo, estos balanos vacíos proveen un hábitat a otra serie de organismos como poliquetos, moluscos, crustáceos y peces. Las paredes verticales son un sustrato para hydroides, tunicados, esponjas, octocorales y corales.

Dominio pelágico

Ph: German Soler

La isla de Malpelo actúa como un oasis en medio del desierto oceánico para una gran cantidad de especies pelágicas como es el caso de los tiburones sedosos Carcharhinus falciformis, tiburones martillo Sphyrna lewini, atunes, mamíferos marinos y tortugas.
La biomasa presente es suficiente para que un grupo de grandes delfines de la especie Tursiops truncatus, se hayan sedentarizado. Cantidades importantes de bravos Seriola rivoliana, y las macarelas Elagatis bipinnulatus están presentes durante todo el año; estas dos especies son consideradas como unos de los más temibles depredadores de juveniles de otras especies. Los júreles azules Caranx melampygus, los júreles negros Caranx lugubris y los bonitos Sarda orientalis también se encuentran en grandes grupos cazando alrededor de la isla pequeños peces.
Varias especies de tiburones, como por ejemplo los tiburones martillo Sphyrna lewini y el tiburón de Galápagos Carcharhinus galapagensis se agrupan durante el día alrededor de la isla, no solo para alimentarse, sino también para desparasitarse. En efecto, se han encontrado zonas utilizadas como estaciones de limpieza, realizadas principalmente por los peces mariposa Johnrandallia nigrirostris, por los peces ángel Holacanthus passer y algunas especies de lábridos (juveniles de Bodianus diplotaenia).

Arena y cascajo

Ph: Sandra Bessudo / Yves Lefèvre

En estos sitios se encuentran una gran cantidad de especies de estrellas de mar, de moluscos y peces de alto valor biológico ya que muchas de estas son endémicas de la región o del área como el pez bocón de punta azul, el vieja pavos o el pez dragón. Varias de estas especies hacen parte de la fuente de alimentos para tiburones martillo y rayas águila, entre otros.

Túneles y cuevas

Ph: Sandra Bessudo

Las cuevas y cavernas son peligrosas para los buzos debido a las fuertes corrientes que se encuentran, y únicamente algunos túneles son permitidos para ser visitados. Las paredes de las cuevas y cavernas son generalmente lisas y algunas especies de peces y otros organismos habitan allí. Las paredes de los túneles por el contrario, están llenos de vida y los fondos están compuestos por arena y cascajo en donde se pueden encontrar especies de pargos, chernas, morenas y tiburones de aleta blanca de arrecife, como el Túnel de la Gringa.